Saltar al contenido

El diario de Hoodie

Diario de Hoodie

Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

¿Alguna vez has sido influenciado por la ropa? «Hoodie» es un chico de 1´90, le gusta fumar y beber. Su origen es inusual, sin problemas, sin familia desestructurada, sin poderes o fuerzas paranormales, podríamos decir que es un humano normal y corriente, nada que ver con MimoSaw.

Sin embargo, Hoodie decide escoger un camino sombrío y tenebroso. Su identidad es desconocida, siempre va con una máscara y una capucha. Prepárate para conocer a este sombrío personaje encapuchado, el «Diario de Hoodie» es un creepypasta que no pasa desapercibido.

El diario de Hoddie

6 de abril

Hoy ha hecho mucho frío por aquí y no tengo nada para cubrirme. Todo lo que tengo son mis camisetas y mis jeans. Así que hoy he decidido comprarme una chaqueta. Estaba en una tienda local, nada especial, pero vi una sudadera con capucha negra y forro blanco que me llamó la atención. Me la probé y el mismo vendedor me dijo que me quedaba muy bien, le di las gracias por sus palabras, la cortesía no es muy común por mi ciudad. Así que no dude en comprármela.

Mi nueva sudadera es muy cálida y me veo haciendo cosas increíbles con ella. Me miro en el espejo y no puedo evitar sonreír, me siento fenomenal. Es una sensación que no se puede explicar y eso me encanta.

Tengo la necesidad de ponerme la capucha

Diario de Hoodie

Es una forma de enmascarar a una persona, muestras tu rostro, pero sabes que algo escondes dentro de ella. He estado tan bien todo el dia que el tiempo ha volado, así que seguiré explicando más mañana, ahora toca descansar.

10 de abril

He tenido una semana de mierda, sin embargo, me he sentido tan bien que caminaba por los pasillos como si fuera el rey del mambo. Estoy seguro que mi apariencia era de chulo engreído. Tal vez por eso Jack me desafío y me sacó un poco de mis casillas.

Nos empezamos a insultar y me lanzó un golpe bastante fuerte, me tiró y me levante, reconozco que duele más que discutir, pero mi confianza la tenía por las nubes. Ni corto ni perezoso le conteste con otro puñetazo fuerte en el estómago y lo levante con un gancho, me sentí super bien. El problema es que lo mandaron al hospital por los daños que le cause.

14 de abril

Jack todavía no ha salido del hospital, sus padres me llamaron por teléfono diciendo que tenía mucho dolor y escupía mucha sangre. Reflexioné sobre ello. Sobre lo bien que me sentí cuando mi puño conectó con su estómago y después con su cara… su grito de dolor…

“Me encantó su sonido de dolor”

Diario de Hoodie

Ahora mismo no me importa el dolor de Jack, me miro en el espejo y me gusta lo que veo. Voy con mi sudadera con capucha a todos los lados, me siento seguro y empoderado. Mis amigos se reirían de mí si escucharan mis pensamientos, sería una especie de Spiderman con su traje negro.

22 de abril

Me han confirmado hoy que Jack ha muerto, su padre me comentó que fue debido a que perdió mucha sangre. Sin embargo, debido a como me miró su madre me di cuenta que la auténtica historia es que yo lo había matado.

“Jack se ha ido a un lugar mejor”. Estas palabras resonaban en mis oídos.

Diario de Hoodie

Todavía recuerdo la satisfacción de pegarle. Nunca quise matarlo, aun así, necesito pensar en lo que he hecho… Eso arreglará mis sentimientos, al menos eso creo. el arrepentimiento es una emoción tonta y no la necesidad de arrepentirme.

24 de abril

Papá me ha estado evitando últimamente y mamá solo me dice que me quiere. Ambos quieren que me sienta culpable, pero no lo haré, o mejor dicho, no puedo hacerlo. Puedo fingir en público, pero la verdad es que no lo siento. La historia de Spiderman me hace comerme más el coco. pero ¿por qué una sudadera con capucha “maldita” o “poseída” aterrizaría en mi poder? Todos los que conocían a Jack me miran con desprecio.

Voy por el instituto y los maestros no me miran casi, ni me dicen nada si estoy infringiendo alguna norma. Hoy, le tiré un lápiz a mi profesor de historia, le dio en el hombro, se quedó parado por un segundo y continuó con lo que estaba haciendo. Todos me odian, y probablemente me quieren muerto, o me tienen miedo. Mi escritura es el único consuelo que tengo. Puedo estar en paz y dejarme llevar.

25 de abril

Me provocaron, me amenazaron, no tuve elección, me hubieran matado de no haber hecho nada. Mi capucha me protegía la cara, el cuchillo se movió naturalmente de la mano de Rob a la mía. No era mi intención (la escritura era una línea corta en este punto).

30 de abril

Llevo cinco días siendo interrogado, y durmiendo en una celda. Al final deciden que solo me estaba defendiendo. Puedo escuchar a mamá y papá hablando, quieren que me vaya, ambos están asustados. Fui un idiota al pensar que esta chaqueta mía me estaba poseyendo, o cambiando mi personalidad. Es tan solo una bonita chaqueta. Me encanta como me queda.

Recuerdo cómo puse la capucha, me la coloque cuando Jack me desafió. Me la puse tambien cuando esos tipos intentaron matarme. Lo peor de todo es que no tengo remordimientos, me siento indiferente, es posible que tenga algún tipo de trastorno. Quería matarlos a todos ellos, sólo necesitaba un empujón y la confianza para luchar. Ahora bien, Mamá y papá me irritan, todos me sacan de mis casillas.

Creepypastas