Saltar al contenido

La Chica de San Valentín

La Chica de San Valentín

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

A Roció la habían invitado a una fiesta de «San Valentín». Sería en la nueva cabaña de su mejor amiga. Pero no la dejaron ir porque todavía estaba en construcción. Además, estaba en una peligrosa localización, en lo alto de una montaña.

Como no quería quedarse sola un catorce de febrero, convenció a sus padres de que su novio fuera a su casa. En su cabeza tampoco era tan mal plan. Aprovecharía para presentarlo, lo que también le hacía bastante ilusión. Llegó el día, y estuvo esperando durante un par de horas. Pero su novio no llegaba, hasta que sus amigas la llamaron para avisarle que él se encontraba allí con otra chica.

Creepys

Fantasma Call Center

El fantasma del call center

MimoSaw (Mimosín)

MimoSaw

Un accidente

Esas palabras le hicieron tanto daño que ideó un plan para escaparse. Engañar a sus padres fue fácil. Les contó que una de sus amigas estaba en el hospital, y debía ir a verla. Ellos sabían que su hija nunca mentía, por eso no dudaron ni un segundo y la dejaron marcharse. Tomó un taxi hasta la fiesta, y no tardó en encontrar a su novio.

Efectivamente estaba con otra mujer. Los gritos fueron tan fuertes que todo el mundo dejó de lado lo que estaban haciendo para poder presenciar aquel panorama. A los pocos minutos su novio la convenció para que subiera al coche. Se fueron juntos, discutiendo mientras él conducía. Hasta que en una curva, chocaron contra otro auto.

Iban a tanta velocidad que Roció salió disparada por el parabrisas. El conductor del otro coche y su novio bajaron del coche. Roció estaba tumbada a un lado de la carretera. Al acercarse a ella, comprobaron que no respiraba.

La venganza

Ambos habían bebido, y como temían que les culpasen por homicidio, arrojaron el cuerpo por la ladera. No podía moverse a causa del accidente y se rompió varios huesos durante la caída. Pero ella seguía viva, pasó tres días desangrándose lentamente sin que nadie le ayudase. La encontraron muerta los obreros que se dirigían a terminar la cabaña.

Sin embargo, vieron algo extraño al fondo del monte durante un descanso para fumar. Su vestido ya no era blanco, sino rojo debido a la sangre. Como no encontraron pruebas, el caso fue archivado. El novio y los que fueron a la fiesta permanecieron en silencio.

Los policías pensaron que no serviría de nada seguir buscando. Un tiempo después, el conductor del otro coche confesó. Habían encontrado varios jóvenes muertos en el mismo lugar donde la habían arrojado. Entró en pánico, diciendo que ella había vuelto para su venganza. Desde entonces, cada San Valentín, Roció aparece en aquella carretera pidiendo ayuda. 

Tiene la esperanza de que alguno de los hombres a los que ataca sea uno de los culpables. Se dice que son atraídos por su vestido rojo. Y cuando los convence de quitarse el cinturón para darles un beso, pierden el control del vehículo en aquella curva. Al igual que la chica, se estrellan y salen despedidos por el parabrisas.

Creepypastas

Jeff the Killer

Jeff the Killer

Mujer Errante

La mujer errante