Saltar al contenido

Dragon Ball Creepy

Dragon Ball Creepy

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Éste relato de «Dragon Ball Creepy» comienza con Jimmy y Nacho, unos muchachos que se conocían desde pequeños. Vivían en la misma urbanización y estaban en la misma clase. Se llevaban tan bien que todos los días, después de volver a casa y comer, quedaban y pasaban la tarde juntos. Solían jugar al fútbol o videojuegos y ver también su serie favorita: Dragon Ball.

Soñaban con tener los poderes de Goku y Vegeta, incluso comenzaron a coleccionar cartas a ver quién de los dos conseguía completar la colección. Eran muy buenos amigos, tanto que sus padres también establecieron una relación amistosa.

Creepys

Enfermera Asesina

Enfermera Asesina

Suicidio de Calamardo

El Suicidio de Calamardo

El Torneo de Dragon Ball

Jimmy y Nacho pensaban que nunca se separarían. Un día, en el colegio, decidieron organizar un torneo de lucha como los que habían visto en Dragon Ball. Se apuntaron varios de sus compañeros. Como sabían que si los veían pelearse en el recreo los castigarían, buscaron otra localización. Encontraron, no muy lejos, una obra abandonada. Allí no habría problemas con los profesores ni con los padres, así que fijaron un día en el que realizarían los combates. Como todos eran fans de la serie, pensaron en disfrazarse de los personajes que querían ser.

Rápidamente, Jimmy dijo de ser Goku, y Nacho quería ser Vegeta. Los demás también querían, pero ellos habían tenido otra idea, así que acabaron por respetar su decisión. El resto eligieron mediante un sorteo. Los dos amigos quedaron en entrenar juntos todas las tardes hasta que llegara el día definitivo. Querían enfrentarse en la final, y estaban tan motivados que se convencieron de que iban a lograrlo a pesar de no ser los más altos ni los más fuertes. Empezaba su entrenamiento corriendo por las calles de la ciudad.

Después, iban a casa de Jimmy y hacían flexiones y abdominales, para acabar golpeando el saco de boxeo de su padre durante horas. Pasaron dos semanas y llegó el sábado, el gran día del torneo. Sin embargo, sus compañeros de clase comenzaron a poner excusas al ver lo fuertes que se habían vuelto. Al final acabaron por cancelarlo. Pero Jimmy y Nacho no estaban dispuestos a desperdiciar todo el esfuerzo que habían hecho, por lo que decidieron enfrentarse. Llamaron a tres de sus amigos para que hicieran de jurado y así tendrían testigos que certificaran quien de los dos ganaba.

Pelea hasta la muerte

Llegaron a la obra abandonada, y adoptaron la posición de cargar energía. Pusieron música de pelea y comenzaron a golpearse. Ambos aguantaron bastantes golpes, hasta que acabaron sangrando. Los dos se encontraban exhaustos. Entonces Jimmy, que quería ganar como fuese, sacó de su bolsillo un cuchillo pequeño con cuidado para que nadie lo viera y cerró el puño para camuflarlo.

En el siguiente ataque, se lo clavó a Nacho en el costado, que cayó al suelo con los ojos abiertos. En ese momento se dio cuenta de lo que había hecho. Los demás, que habían presenciado la muerte de su amigo, se quedaron paralizados.

Pero Jimmy, que no quería que nadie se enterase, se dirigió hacia ellos y los apuñaló a todos. Dejó los cadáveres allí tirados y regresó a su casa sin ningún cargo de conciencia. Durmió tranquilo sabiendo que había sido el ganador. Pero lo que no se esperaba, es que esa misma noche se encontraría con su personaje favorito de Dragon Ball, Goku y le dijo que lo que había hecho no era propio de un héroe como él, y le dijo que si no se entregaba habría consecuencias y de las gordas.

Pero el niño pasó de él pensando que era un sueño. Sin embargo, al día siguiente mientras caminaba para ir a su casa Goku le atacó por detrás haciendo una cruz en su espalda y le comió los ojos.

Creepypastas

Autobús Fantasma

Autobús Fantasma

Y Líbranos del Mal

Y líbranos del mal, amén…