Saltar al contenido

La Loca del Grao de Castellón

La Loca del Grao de Castellón

Tiempo estimado de lectura: 10 minutos

Hoy os contaré la historia más perturbadora de todas, «La Loca del Grao de Castellón», un relato con muchos giros dramáticos y terroríficos, podría decirse que es ficción ¿o puede que no? Un creepy que pasa tiempo después de la historia de Mimosaw. Te cuento:

Había una chica k tenia el pelo de color negro como el carbón, tenía los dientes perfectos y blancos, media 1,62 era muy flaca y pálida, esta chica se llama “La Vane” no era de comer mucho decía que no le gustaba. Ella decía que se identificaba como una Xonaca total hasta que un día todo su mundo se cayó en picado. Un día de camino al instituto se topó con sus amigos “El Johnny” y “La Shula”. Ellos eran sus mejores amigos, nacieron y se criaron juntos desde que tenían 3 años y nunca fueron inseparables desde entonces. Todos iban a 2º ESO, pero los tres habían repetido así que con 14 años es el curso que les tocaba.

Creepys

Diario de Hoodie

El diario de Hoodie

MimoSaw (Mimosín)

MimoSaw

La fiesta

En el instituto siempre estaban juntos en las clases y en la cantina o en el patio, y eso a ellos les encantaba ya que era el primer día de instituto. Ella siempre sintió una gran conexión con ellos dos, decían que eran como hermanos separados al nacer, lo que ella no sabía es que eso que había pensado era verdad… Después de las clases quedaron para ir juntos a casa y planificaron cómo iban a quedar para esta tarde, “El Johnny” dijo que si querían ir a la piscina de un amigo que iba hacer una fiesta. Las chicas dijeron que sí obviamente, ellas no se perderían una fiesta, aunque la anularan, la fiesta era a las 9 de la noche, pero todo el mundo sabe que cuando dicen a las 9 en realidad es a las 10. 

Los tres mosqueteros “El Johnny”, “La Vane” y “La Shula” fueron juntos a la fiesta allí se hicieron amigo de un chico llamado “El Cristian” este chico iba a 3 eso y iba al mismo instituto que ellos asique se hicieron buenos amigos todos y ahora no eran los tres mosqueteros sino los 4 mosqueteros. “La Vane” estaba tan borracha que cuando está en la carretera vio un carrito de un bebé negro y azul oscuro, cuando se fue acercando al carro escucho el llanto de un bebé, ella sorprendida se frotó los ojos, pero cuando los abrió desapareció era como si no hubiera visto nada, pero ella sabía que había visto algo.

Una noticia inesperada

Al día siguiente “La Vane” le fue a contar a sus dos mejores amigos lo que había visto pero ellos no la creyeron dijeron que estaba muy bebida y que habían sido imaginaciones suyas. Pero ella pensó que a lo mejor tenían razón y que eran imaginaciones de ella, asique lo dejo pasar, “El Johnny” y “La Shula” vieron muy rara a “La Vane” asi que le fueron a preguntar qué le pasaba ella con una sonrisa dijo que no pasaba nada que estaba todo bien, asique la dejaron en paz y se fueron a casa, después de las clases cuando “La Vane” salía por la puerta del instituto para irse a casa. “El Cristian” la vio y le dijo que, si la podía acompañar a casa, ella sorprendida dijo que sí.

Cuando llegaron a casa, “La Vane” le invitó a entrar y tomar algo y él dijo que sí encantado, y claro como los mejores amigos también eran vecinos pues los vieron desde la ventana de la casa de “El Johnny”, asique cuando entraron, sus mejores amigos fueron a espiarlos pero no paso nada solo hablaron y tomaron algo y luego se fue, entonces es cuando sus mejores amigos le tocaron el timbre y le dijeron que si le gustaba “El Cristian”. Ella se convencía de que no y les dijo que no pero ella si sentía algo por él pero no sabía el qué. Al día siguiente en el instituto vio a “El Cristian” y le dijo que si esta tarde podían quedar él dijo que sí que le gustaría mucho.

La Vane y el Cristian

Cuando se acabaron las clases “La Vane” dejó tirados a sus mejores amigos para que “El Cristian” le acompañe a su casa, cuando el chico se fue sus mejores amigos fueron a su casa para enfrentarla y decirle que porque les había dejado tirados por ese chico si tanto decía que no le gustaba, ay es cuando no le quedó más remedio que confesarles que tenía una atracción hacia él pero que no sabía él que era, mientras le registraba el armario a su madre para coger un vestido para poder quedar con el chico, se encontró dentro del armario unos papeles que decían que “La Shula”, “El Johnny” y “La Vane” eran Hermanos ella no se lo podía creer asique llamó a sus mejores amigos y les contó lo que vio y les enseñó los papeles.

Ellos estaban sorprendidos de lo que veían no se los podían creer y al final ella canceló la quedada con “El Cristian” por esto. Cuando llegó su madre de trabajar ellos la enfrentaron y lloraron pidiendo una explicación de esto, la madre les contó que era muy joven cuando tuvo a sus 3 hijos y no tenía dinero suficiente para alimentarlos y cuidarlos a todos asique se quedo solo con una niña, y  los demás los adoptaron mis amigas del alma y por eso os criasteis con la mentira de que eran vuestras madres, pero en realidad soy yo siento muchos haberos sometido a una mentira, entonces es cuando los niños la abrazaron con fuerza y lloraron todos. 

Una figura extraña

Entonces sonó el timbre de la casa era “El Cristian”  preguntando que porque no había podido quedar hoy, “La Vane” le dijo que porque había un problema familiar y que ya se lo había comentado por teléfono, en ese momento dijo el, que nunca lo había llamado, ella se quedó muy sorprendida al escuchar eso pero pensó que le estaba gastando una broma así que le dijo que se fuera a casa que estaba con la familia, y se fue sin decir nada, “La Vane” no podía dormir aquella noche por las palabras que le dijo “El Cristian”. 

Asique salió a correr a las 4 de la mañana, ella se paró cuando vio una figura en mitad de la calle con el mismo carrito que vio después de la fiesta, ella se fue acercando poco a poco pero cuando vio bn la figura vio al Cristian acunando al bebe, ella no sabia que hacer y no podía huir estaba paralizada, hasta que El Cristian se dio la vuelta y la vio pero cuando La Vane le miro la cara no era él, tenía dientes afilados y largos tenia ojos rojos como la sangre estaba más alargado que antes y le salían tentáculos de la barriga, eran tentáculos de un calamar gigante ella se asustó mucho y se fue corriendo de vuelta a casa.

 Ella sentía como la perseguía era muy rápido pero ella llego a tiempo a casa y cerró con llave para que no entrara nadie, ella no pudo dormir esa noche asique se fue a ver la tele lo que quedaba de noche ya que al dia siguiente no había instituto porque eran fiestas, ella decidió ir a un terapeuta y le contó todo, la persona que la atendía era una chica llamada Anabelle y tenía 28 años y decía que a lo mejor era por algo que estaba pasando y te imaginaste esas cosas tan malas pero ella noto que tampoco la creía y ya no sabía a quién acudir así que ella decidió intentar hablar con lo que vio ayer por la noche, cuando eran las 4 de la mañana salió a correr y se lo volvió a encontrar, en ese momento le empezó a decir gritando: 

¡Aquí me tienes, que es lo que quieres de mi ¡eh!, no voy a huir hasta que me lo digas!

El maligno

Entonces él corrió hacia ella y la traspaso pero ella sintió algo dentro de ella como una sensación extraña como una sensación maligna, pero no le quiso dar mucha importancia así que al día siguiente dieron en las noticias que dos adolescentes y una terapeuta habían muerto cuando “La Vane” escucho los nombres y las fotos empezó a llorara y mucho ya que era su terapeuta y sus hermanos,  pero cuando enseñaron la foto de la persona que era se vio a ella con ojos rojos y tentáculos gigantes en la barriga, no se lo podía creer y todo porque ellos no le creían ¿y tu, me crees?

Creepypastas

Suicidio de Calamardo

El Suicidio de Calamardo

Jeff the Killer

Jeff the Killer