Saltar al contenido

MimoSaw

MimoSaw (Mimosín)

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Algunas historias de terror son demasiado reales, demasiado dolorosas y demasiado injustas. Hoy quiero contarte el relato de «MimoSaw», un creepypasta que no olvidarás jamás. En los años 90, José Luis Amores, era un niño de 13 años que le encantaba jugar con sus amigos en el Grao de Castellón. Un día decide hacer una apuesta con sus tres amigos, el reto consistía en entrar en una casa abandonada y colocar una nota que pusiera “yo estuve aquí”.

Aceptando el reto, esa misma noche se dispuso a cumplir aquella tenebrosa misión. Rompieron una de las ventanas y José Luis se coló dentro. Con una linterna en la mano empezó a buscar algún objeto para colocar aquella nota, y se topó con un oso de peluche. Con gran terror y temblándole las manos, dejó su nota en aquel oso y decidió salir corriendo del lugar, pero se encontró con una mujer.

El nacimiento de Mimosín

Era extraño, una mujer en una casa abandonada en la cual no se le podía ver el rostro, tenía puesta una capucha con capa y parecía tener un largo cabello de color rojo. Sin embargo, el terror del muchacho vino cuando vio que aquella mujer estaba flotando. Él estaba paralizado, sus ojos estaban empañados de lágrimas y sus manos temblaban por el miedo contenido. Sus amigos Juan, José Mari y Sergio, empezaron a llamarlo desde la ventana que había rota.

Como José Luis no contestaba, entraron preocupados, pero solo pudieron encontrar allí la nota en aquel peluche, el oso se movió y les habló, y los tres amigos salieron corriendo muertos de miedo. Resulta que José Luis, estaba dentro del cuerpo del peluche. Pasaron dos años y aquella casa la iban a derrumbar, antes de tirar la casa, pasó por allí Kermit Love, un hombre que trabajaba en TV. Se sorprendió cuando vio aquel oso que sabía hablar. Pensó que podía ganar mucho dinero haciendo spots publicitarios y le pusieron al oso, el nombre de «Mimosín».

Promocionaba un detergente en los 90 y se hizo muy famoso. Tenía como cometido representar los valores de «suavidad y confort» del producto que anunciaba. El objetivo era acabar con la ropa áspera y mostrar al mundo que la vida podía ser mucho más suave. José Luis dentro de aquel peluche empezó a estar contento, le cuidaban bien y encima era ¡famoso! Pero sus días de gloria empezaron a acabarse y cuando empezó los años 2000, aquel peluche había pasado de moda, ya nadie le quería y Kermit Love, lo tiró a un contenedor.

La venganza de MimoSaw

El famoso Mimosín estaba cansado de que le utilizaran y lo trataran como a una mierda, deseó con ansias reventarle la cabeza, y así fue, tenía ese poder escondido en su interior. Cansado de ser un osito cariñoso y mimoso, pasó a ser un ser tenebroso y corrupto. Empezó a vengarse de todas aquellas personas que le habían tratado mal en la vida, y fue reventando cabezas a todo aquel que se ponía por su paso.

Una vez se vengó de todos aquellos que le hicieron mal, escogió un nuevo reto: “matar a todo ser que tratara mal a sus juguetes”. Dejó el título de Mimosín y se hizo llamar “MimoSaw”. Al ser un peluche era un ser inmortal, iba de casa en casa vigilando a los niños a que trataran bien sus juguetes. Daba igual si era niño o adulto, MimoSaw no tenía piedad para ningún mortal que fuera capaz de maltratar a un juguete.

La leyenda comenzó en el Grao de Castellón, pero el malvado oso con la ayuda de aquella mujer espectral, empezó a reclutar a muchos peluches para vigilar a todos los niños del mundo. Y entre aquellos reclutas salió, el Oso Teddy. Se dice que MimoSaw después de acabar con sus víctimas dejaba una nota que ponía “yo estuve aquí”.

Creepypastas