Saltar al contenido

La Noche Más Oscura

La Noche Más Oscura

Tiempo estimado de lectura: 7 minutos

Las noches de invierno en el pueblo de “Berl Money” eran escalofriantes, se dice que un hombre bajito de 1,62 y con una máscara de bebe, se pasea por las calles con un bate sangriento para matar a gente inocente. La gente piensa que solo es una leyenda, así que, no le dieron mucha importancia. Sin embargo, el 14 de diciembre la policía encontró a un niño de al menos 8 años muerto en la cera de su casa. Tenía toda la cabeza destrozada los ojos se le habían salido de sus cuencas y la cabeza la tenía aplastada dentro del cráneo, había una nota que decía así: 

Esta ciudad esta maldita gracias a mi jajaja crees que alguien va a sobrevivir, todos están condenados a la noche de la muerte de invierno, la noche más oscura.

Todo lo que pasó salió en el periódico local y en las noticias, desde entonces nadie ha vuelto a salir de sus casas, la comida la pedían a domicilio, pero, nadie la llevaba, ya que tenían miedo de salir de su hogar. En los medios de comunicación comentaron que ya podían salir de sus casas, habían pillado al asesino y ya no había peligro. Los padres y los niños se pusieron muy contentos al escuchar la noticia, pero lo que no sabían es que, los policías del pueblo habían mentido. En realidad no lo habían pillado, el objetivo es que todo tenía que volver a la normalidad. No obstante, dijeron que por la noche no podía salir nadie de sus casas y que cerraran con llave cuando llegaran a casa.

Creepys

La Loca del Grao de Castellón

La Loca del Grao de Castellón

Dragon Ball Creepy

Dragon Ball Creepy

Pánico en Berl Money

Una vecina que solía salir mucho a dar un paseo y hablar con la gente, hacia tiempo que no se le veía, los vecinos se preocuparon tanto que llamaron a la policía. Cuando vino la autoridad entró en casa de la señora y se la encontraron muerta en su cama, la cabeza estaba destrozada, pero como los policías no querían que cundiera el pánico, comunicaron que aquella vecina le habían dejado una carta que decía:

Me he ido de vacaciones unos días.

Los vecinos suspiraron calma, como que todo estaba genial, pero, los polis vieron otra carta en el cráneo de la señora que decía lo siguiente:

“Ya van quedando menos”.

Los policías se estaban empezando a asustar mucho, no se podían rendir fácilmente ante tan macabra situación, reunieron a todos los miembros de la zona con el fin, de que vigilaran tres policías por cada casa por si el asesino volvía a aparecer. Al día siguiente uno de los polis había muerto, estaba igual que todas las demás victimas, tenía aplastada la cabeza y como no, tenía una carta en el cráneo que decía:

“Me encanta jugar con vosotros, pero que pena que ya van quedando menos personas”. 

El Sheriff en la noche más oscura

Unos días después, no hubo ningún asesinato. Al final de la noche, cuando llegó el Sheriff a su casa recibió una llamada, contestó pero nadie le hablo, así que colgó. A los cinco segundos que colgó, el móvil volvió a sonar y el Sheriff contestó diciendo:

“Quién eres, y qué quieres”

Y el asesino le dijo:

“A ti…”

De repente alguien estaba detrás de él y le apuñaló en la espalda, el Sheriff intentó salir de la casa, pero la persona que le había apuñalado le había acorralado, no sabía que hacer, así que, intento buscar algún tipo de arma. Encontró unas tijeras tiradas en el suelo, cuando las cogió, le apuñaló al hombre encapuchado en el ojo, en ese momento, el misterioso hombre encapuchado se cayó al suelo y se quitó las tijeras del ojo.

Sin embargo, en ese momento ya estaba el Sheriff apuntándole con una pistola, el hombre encapuchado intentó escapar y el Sheriff consigue pegarle un tiro que le dio en la mano. Cuando se fue el asesino, llamó a los otros policías que estaban de guardia en ese momento y les comentó que vinieran con una ambulancia.

Llega la noche más oscura

Llegaron y el Sheriff les contó todo a sus compañeros. Toda la policía empezó a buscar al asesino por todas partes, pero no encontraron a nadie, ni tan siquiera una sola pista. Al día siguiente pasó algo que no debería de haber pasado, todo el mundo había muerto excepto el Sheriff. Cuando bajó de su habitación para ir a la cocina se encontró con una carta que decía:

“Deberías de haber estado más pendiente de los demás, afuera te he dejado un regalito”.

Cuando salió se encontró con una pila de muertos de todo el pueblo, intentó llamar al hombre encapuchado y cuando contesto dijo:

-“Por que haces esto”

-“Porque la gente me pegaba incluso si no eran de mi familia, me maltrataban y me hacían sufrir, los odio los odio a todos y tenían que pasar lo mismo que yo pase”

-“Pero ahora mi pregunta es, te ha valido la pena, te sientes mejor”

-“Si, me siento genial después de esto”

-“Porque soy el único que está vivo, porque no me has matado”

-“Porque tuviste el valor suficiente como para apuñalarme y no gritaste y eso me gusta, pero pensándolo mejor te prefiero muerto”

En ese momento alguien disparó al sheriff en el corazón y murió al instante, y tú, ¿te atreverías a venir a este pueblo…?

Creepypastas