Saltar al contenido

Suicide Mouse

Suicide Mouse

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Mickey Mouse es muy famoso, todo el mundo conoce a este personaje de Disney. Su primera aparición fue en una película que aparecía silbando mientras conducía un barco. Mickey, tiene una historia de lo más terrorífica, se conoce en internet como «Suicide Mouse». Un relato que casi nadie sabe de su existencia, pero que, si lo lees, te arrepentirás de haberlo hecho. Yo solo aviso.

Desapariciones en Disneylandia

Mickey Mouse es un ratón pequeño que no tiene camiseta, lleva unos guantes blancos, un pantalón rojo con dos botones negros y unas zapatillas amarillas muy llamativas. En 2005, el 24 de noviembre, en Disneylandia, en un día normal y corriente, estaban todos los niños gritando de felicidad haciéndose fotos con sus personajes favoritos.

Pero, de repente, toda esa felicidad se había esfumado, ya que una madre no paraba de gritar el nombre de su hijo entre la multitud. Estaba muy nerviosa, pues el niño había desaparecido en un abrir y cerrar de ojos. Los guardias del parque de atracciones lo empezaron a buscar por todos lados, miraron todas las cámaras de vigilancia, pero no vieron al chico por ninguna parte.

No tenían ninguna pista del niño, sin embargo, tan solo una horas después, apareció otra madre gritando el nombre de su hijo que también había desaparecido. Los guardias no entendían qué estaba pasando, así que dieron una alerta. Les avisaron a los padres de que tuvieran a sus hijos cerca y que no los perdieran de vista en ningún momento.

Mickey Mouse secuestrando a niños

Habían desaparecido dos niños ese mismo día, los guardias ya estaban empezando a ponerse nerviosos, asustados, y reforzaron la seguridad mucho más. Pusieron vigilancia por todas las atracciones, estaban muy atentos de todas cámaras. Una hora después, un guardia informó que un niño vio a los niños perdidos con Mickey Mouse de la mano.

Mickey les estaba haciendo daño en las muñecas y se los comió después. El guardia se quedó sorprendido, pensaba que a lo mejor era una broma de aquel pequeñajo. Al terminar su ronda, le comentó a sus compañeros que revisaran otra vez las cámaras de seguridad, y que si veían a Mickey Mouse les avisara. En ese momento vieron a un ratón con uno de los niños desaparecidos por las cámaras, veían como se lo llevaba a una atracción donde había una entrada secreta.

Niños asesinados

El guardia, en cuanto se enteró, se fue directo al sitio secreto, sin embargo, al cruzar la puerta había un pasillo muy roñoso, como si fuera una cueva muy vieja. Cuando más se acercaba el guardia a la puerta que había al fondo, más ganas tenía de vomitar, pues había un olor insoportable. Cuando estaba enfrente de la puerta, la abrió y vio a muchos niños tumbados en el suelo. Allí se encontraban los desaparecidos, no obstante, cuando abrió bien los ojos, se dio cuenta de que todos los niños estaban muertos.

En ese momento, vio una silueta moverse entre las sombras y supo que era el traje de Mickey Mouse. Mickey levantó su mano y el guardia vio que tenía una garra muy afilada. Cuando escuchó que el asesino se acercaba, decidió irse corriendo por donde había venido. Pero, cuando llegó a la puerta, se dio cuenta de que Mickey no quería estar en la luz del día, así que el guardia, cerró la puerta con llave y se lo contó a sus compañeros.

Fueron todos a la cueva con linternas y pistolas, pero, cuando entraron, vieron el disfraz de Mickey Mouse lleno de sangre. Se pensaban que la leyenda de «Suicide Mouse» se había cumplido, sin embargo, los guardias miraron en la pared unas letras que decían: “aun sigo entre vosotros”. No olvides compartir el creepypasta de «Suicide Mouse» con tus amigos.

Creepypastas