CreepyAldara Vol.1

Ya a la VENTA el Mejor
Libro de Creepypasta

Libro Creepypastas

El Payaso Asesino

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

En el tranquilo pueblo de Argelita, la joven María vivía una vida rutinaria pero pacífica. Sin embargo, sus noches se vieron perturbadas por pesadillas inquietantes en las que un payaso de sonrisa diabólica y ojos vacíos la perseguía sin cesar. Este payaso, conocido en sus pesadillas como Pogo, parecía surgir de las sombras más oscuras y antiguas del universo, un ente que escapaba a la comprensión humana.

Un día, mientras paseaba por un antiguo carnaval que había llegado al pueblo, se dio cuenta de que una de las atracciones era un espectáculo de payasos, y entre ellos estaba Pogo, tal y como lo había visto en sus sueños. Aunque aterrorizada, la curiosidad la impulsó a acercarse, era como si una fuerza desconocida la atrajera hacia el vórtice de lo desconocido.

A medida que la noche caía, María se encontró sola en el carnaval abandonado, con la luna como única testigo. El silencio era ensordecedor, sólo roto por una risa maníaca que resonaba a través del vacío. Pogo emergió de las sombras, su rostro era una máscara de locura y horror que reflejaba una realidad incomprensible para la mente humana. María intentó huir, pero el payaso la seguía, parecía burlarse de la fragilidad humana ante lo desconocido.

En un último acto de desesperación, María enfrentó al payaso, pero al mirar dentro de sus ojos vacíos, vio el abismo infinito, un horror que la consumió por completo, dejándola atrapada en un terror eterno, en un reino donde la cordura humana no tenía lugar. El aire se volvió más frío y la atmósfera se cargó de un terror inenarrable mientras Pogo avanzaba hacia María. La desesperación y el miedo se apoderaron de ella, pero no había escapatoria.

El payaso parecía ser un emisario de alguna fuerza oscura y antigua, su presencia era una abominación en el tejido de la realidad. María, atrapada entre el terror y la inevitabilidad de su destino, se encontró sin fuerzas para luchar. El mundo alrededor parecía desintegrarse en la oscuridad, dejando solo la figura burlona de Pogo bajo la luz de la luna que ahora parecía teñida de rojo sangre. El payaso cogió a la víctima y empezó a descuartizar su cuerpo para alimentar a sus pequeños payasitos.

Creepypasta

¡¡¡Comparte!!!

Facebook
Twitter
Pinterest
Telegram
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *